jueves 5 diciembre, 2019

Chile: 135.907 hectáreas de viñedo y producción en marcado descenso

Chile: 135.907 hectáreas de viñedo y producción en marcado descenso

Se registró una leve variación del 1,1% en la extensión destinada al cultivo de uva para vinificar en el país según el catastro 2017, último presentado en el país por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Esa leve bajada surge de la comparación con las 137.374 hectáreas del 2016. El 73,4% del viñedo chileno corresponde a variedades tintas y el 26,6% a cepas de uva blanca. Las mayores disminuciones en superficie se vieron reflejadas en las variedades Chenin Blanc -8,9% (35 ha en el periodo analizado), Semillón -3,7% (818 ha), Syrah -3,3% (7.737 ha), Cabernet Sauvignon -3% (10.249 ha) y Merlot con -3% y una superficie de 11.702 ha. La variedad más extendida en superficie sigue siendo la Cabernet Sauvignon con 41.155 hectáreas (30,28% del total), seguida por la Sauvignon Blanc que observó 15.161 hectáreas (11,16%), la Merlot con 11.702 hectáreas (8,61%), la Chardonnay hectáreas 11.297 (8,31%) y la Carmenere 10.249 hectáreas (7,54% del total).

A continuación, información para suscriptores.

Durante el ejercicio 2017 la región que registró la mayor superficie implantada fue la del Maule con 52.617 ha (frente a las 52.963 del 2016), le siguió Libertador Bernardo O’Higgins con 45.645 ha (46.337 ha en el 2016), la región del Bío Bío con 12.277ha (12.092 ha del 2016) y la región Metropolitana con 12.256 ha (12.907 ha del 2016). En este orden Coquimbo (3.104 ha), Valparaíso (9.819 ha) y Atacama (559 ha) mantuvieron prácticamente las mismas cantidades que en el 2016, mientras que la región de Araucanía, de Los Lagos, Arica, Tarapaca y Antofagasta estuvieron entre las 78 y las 3 ha.

En general todas contaron con producción de variedades viníferas aunque del total de Atacama, 499 ha fueron pisqueras mientras que en Coquimbo esas estuvieron presentes en 8.211 ha.

Dentro de los sistemas de conducción predominó la espaldera alta con 49.652 ha (una leve baja frente a las 51.115 ha del 2016), seguida de la espaldera baja con 47.362 ha (hubo 47.935 ha en el 2016), del parrón con 19.445 ha (19.208 ha en el 2016) y cabeza, con 14.435ha. Otros sistemas de conducción tuvieron menor representatividad.

Fueron 14.086 las propiedades registradas en las que se implantó vid para vinificación y pisco. De ese total, 12.027 correspondieron a la producción de vino y en las restantes se destinaron a las uvas pisqueras.

Producción
A pesar de hacer ya meses que se cerró la vendimia chilena 2019, todavía se carece de datos oficiales sobre la misma, pues ni el SAG ni Odepa han facilitado informes o estadísticas al respecto. No obstante, la OIV en abril ya anticipó que Chile experimentaría una fuerte caída en sus niveles productivos, del orden del 20% y señalaba como cifra posible de producción 10,5 millones de hectolitros. Recordemos que en 2018 Chile elaboró prácticamente 13 millones de hl.

Existencias
El SAG sí que dio a conocer las existencias de vino a granel al 31 de diciembre del 2018. Estas fueron de 1.266 millones de litros (sin contar el vino para pisco) y representaron un incremento del 24,7% frente a los 1.015 del 2017. Del total, la mayor parte (82%) corresponde al vino con Denominación de Origen con 1.040 millones de litros, seguidos por los vinos sin denominación con 160,5 millones de litros que representaron el 12% y los vinos elaborados con uva de mesa, con 65,8 millones de litros (5,2%).

Con respecto al vino con denominación, la mayor parte (77%) correspondió a los tintos con 804 millones de litros, mientras que los 236,3 millones restantes fueron para los blancos, con el 22,7%. Con respecto al 2017 cuando la categoría D.O. totalizó los 870,5 millones de litros, se observó un aumento del 19,5%.

Teniendo en cuenta las variedades, el Cabernet Sauvignon fue responsable del 36,9% de la existencia total (384,4 millones de litros), seguido del Merlot con un 11,8% (122,9 millones de litros), el Sauvignon Blanc con el 9,9% (103,9 millones de litros), Carménère con un 9,3% (97 millones de litros) y Syrah con un 8% (83,3 millones de litros).

Ese informe también detalló los lugares que totalizan el 93,5 % de las existencias de vinos. En primera instancia se encontró a la Región del Maule con 590,6 millones de litros seguida por Libertador General Bernardo O’Higgins con 400,5 millones de litros y por la Metropolitana con 209,9 millones de litros.

Las existencias de vino para Pisco totalizaron los 16,6 millones de litros, un 309,2% más que los 31,4 millones de litros del 2017.

Se compararon además los vinos sin D.O. que registraron un incremento del 40,1% frente a los 113,9 del 2017 y aquellos provenientes de uva de mesa, que mostraron una suba de 109,3% al pasar de 31,4 millones de litros en 2017 a 65,8 millones en 2018.

Suben las exportaciones
Por otro lado, desde la Oficina de Estudios y políticas Agrarias (Odepa) informaron los datos de los envíos fronteras afuera durante los primeros 5 meses de este año, periodo en que se exportaron 413,4 millones de litros, lo que mostró un incremento del 8,5% al compararlo con el mismo período del 2018. Si se excluyen los mostos, el total es de 370,5 millones de litros, 7,4% más que el año anterior. Las ventas fueron por 801,2 millones de dólares, un 1,7% más que el año pasado. Al sumar los mostos, el total fue de 826 millones de dólares, un 1,9% más que las exportaciones totales del año anterior. Tomando de enero a mayo, el promedio en valor fue de 2,16 dólares por litro de vino exportado lo que representó un descenso del 5,3%. Se observó una disminución prácticamente en todas las categorías, con los vinos espumosos en primer puesto al registrar un valor medio de 4,03 US$ por litro (-10,7%), seguidos del mosto a granel, con 2,31 US$ por litro (-7,8) y los demás vinos en envases entre 2 y 10 litros, donde se observó un promedio de 1,88 US$ por litro (-7,5%). Los principales países de destino de las exportaciones chilenas en volumen fueron China con un aumento del 6,6%, seguido del Reino Unido con 0,7%, Brasil con el 12,9%. Los Estados Unidos, Japón y Holanda fueron los siguientes en la lista con bajas de 5,7%, 15,7% y 12,3% respectivamente.

 

Fuente: La Semana Vitivinícola

Sobre el Autor

Artículos Relacionados