viernes 23 agosto, 2019

Qué impacto tendría para la vitivinicultura el Acuerdo Mercosur-Unión Europea

Qué impacto tendría para la vitivinicultura el Acuerdo Mercosur-Unión Europea

Parte de la negociación, que involucra a la industria vitivinícola, implicaría que ambas partes eliminen mutuamente el arancel externo común. Cómo repercutiría eso en el mercado local.

De concretarse el acuerdo MERCOSUR-Unión Europea, la medida tendrá implicancias en los flujos comerciales de productos vitivinícolas entre ambos bloques económicos y resulta relevante cuantificar el impacto en precios y costos que puede producirse. Asimismo, existirían efectos en el comercio intra bloque en el Mercosur, atento a que actualmente existe comercio principalmente desde Argentina hacia Brasil.

Un poco de historia

El MERCOSUR y la Unión Europea negocian un área de libre comercio birregional desde abril de 2000. Desde 1995, las relaciones MERCOSUR-UE han sido guiadas por el Acuerdo Marco de Cooperación MERCOSUR-UE, firmado el 15 de diciembre de 1995 que entró en vigor el 1 de julio de 1999. El acuerdo que se está negociando comprende tres áreas: un diálogo político, temas económicos, comerciales y cooperación. El alcance y los objetivos del acuerdo se definieron en la primera ronda de negociaciones en abril de 2000 y en la Cumbre de Madrid de mayo de 2002. Desde entonces, se han celebrado algo más de una treintena de rondas de negociación en un proceso complejo, incluso con impases por largos años.

Los negociadores del acuerdo acordaron volver a reunirse en mayo próximo al cabo de otra ronda de conversaciones, finalizada recientemente en Buenos Aires. Las partes volverán a reunirse en busca de consenso en los temas que quedaron pendientes.

La Comisión Europea dijo en enero de este año que está comprometida con la consecución de un pacto “ambicioso, amplio y equilibrado” y “no escatimará esfuerzos”, pero advirtió de que la negociación se concluirá “cuando se den las condiciones” para ello.

Parte de dicha negociación involucra a la industria vitivinícola, en particular el acuerdo implicaría que ambas partes eliminen mutuamente el arancel externo común.

Como ya vimos, de concretarse, esta medida tendrá implicancias en los flujos comerciales de productos vitivinícolas entre ambos bloques económicos y resulta relevante cuantificar el impacto en precios y costos que puede producirse. Asimismo, existirían efectos en el comercio intra bloque en el Mercosur, ya que actualmente existe comercio principalmente desde Argentina hacia Brasil. De manera que también es necesario evaluar los cambios que se pueden producir dentro del área Mercosur.

Tal como su propio nombre lo indica, los acuerdos comerciales tienen el objetivo de dar mayor movilidad o incrementar los flujos comerciales entre las partes, levantando restricciones al comercio que pueden existir. En este sentido, la teoría económica estudia dos efectos que se verifican a raíz de la integración económica. Por un lado, el incremento de comercio respecto a los socios comerciales y, por otro, el desvío de comercio que implica la sustitución de una fuente de comercio por otra, en este caso, cuando se deja de comerciar con un socio del Mercosur y se lo sustituye por un socio del nuevo acuerdo.

Flujos Comerciales Mercosur – Unión Europea

En primer lugar es necesario tomar en consideración los flujos de comercio de productos vitivinícolas que actualmente se producen entre el Mercosur y la Unión Europea.

Los Estados Partes fundadores del MERCOSUR y signatarios del Tratado de Asunción son Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

En función de que el Tratado de Asunción está abierto a la adhesión de otros Estados miembros de Asociación Latinoamericana de Integración, Venezuela se constituyó en el primer estado latinoamericano en adherir al tratado constitutivo, en 2006, y más recientemente Bolivia, en 2015.

Tomando en consideración el bloque Mercosur, Argentina, Brasil y Uruguay exportan vino a la Unión Europea, siendo Argentina el más importante. En 2018 el Mercosur le exportó a la Unión Europea U$S 220 millones en productos vitivinícolas, en tanto que la Unión Europea (incluyendo a Reino Unido) importó, también en productos vitivinícolas U$S 170 millones lo que arroja un saldo comercial favorable al Mercosur en el orden de los U$S 50 millones.

Si se excluye a Reino Unido, principal demandante de vinos importados desde el Mercosur, el saldo comercial de productos vitivinícolas pasa a ser negativo, dado que durante 2018 el Reino Unido importó desde el Mercosur (principalmente desde Argentina) U$S 108 millones, lo que lleva a un saldo comercial vitivinícola negativo para el Mercosur de U$S 57 millones.

Esta situación comercial muestra claramente que en caso de concretarse el acuerdo comercial, y por lo tanto el Mercosur ingrese a la Unión Europea con arancel cero, es sumamente relevante la situación que finalmente se defina respecto al BREXIT, dado que si el Reino Unido permanece en la Unión Europea (principal destino europeo) implicará una situación sustancialmente distinta a otra en la cual este mercado quede excluido de la Unión Europea. En tal caso los beneficios arancelarios no representarían ventajas tan significativas.

Flujos Comerciales hacia Brasil

Tomando en consideración el flujo comercial intra zona y en particular las exportaciones de Argentina a Brasil, resulta relevante entender cómo se verán afectados los precios de los competidores de la Unión Europea en el mercado de vinos brasileño. En 2018 Brasil importó 109 millones de litros que representó un total de U$S 345 millones.

En términos de litros importados por Brasil se posiciona en primer lugar Chile (cuyos vinos ingresan actualmente al mercado brasileño con arancel 0) seguido por Portugal. Argentina que ocupó el segundo lugar históricamente, cedió esta posición a Portugal en el año 2017. Estos tres primeros exportadores al mercado brasileño son seguidos por las potencias europeas: Francia, España, Italia y Alemania.

El efecto “arancel cero” sobre los precios promedios a los cuales ingresan los competidores de la Unión Europea, muestra la siguiente situación sobre los precios a consumidor final expresados en reales. Los vinos portugueses tendrían una reducción de 12 reales por litro (pasarían de 62 a 50 reales por litro) posicionándose por debajo del precio de los vinos argentinos (56 reales por litro). Italia y España quedarían al mismo nivel que los vinos argentinos, en tanto que Alemania y Francia se mantendrían por encima del producto argentino.

Desde esta perspectiva, el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea llevaría a una situación desventajosa para los vinos argentinos, sobre todo de cara a la competencia con Portugal, que como se dijo desplazó a Argentina del segundo puesto como exportador al mercado brasileño. También frente a los vinos españoles, que como sabemos existe una fuerte estrategia exportadora de ese país basada en bajos precios.

El mercado argentino

Finalmente, cabe analizar los efectos que pueden darse sobre el mercado argentino de vinos. Por una parte se abre el comercio a la importación de vinos desde la unión europea con las mismas probables implicancias que lo analizado sobre el mercado brasileño en cuanto a mejora en los precios al consumidor que podrían lograr los vinos europeos y por otra, también se debe tener en consideración, la posibilidad de importar bienes de capital e insumos vitivinícola sin impuesto a las importaciones, lo mejoraría la estructura de costos de productos importados desde la Unión Europea.

Fuente: Observatorio Vitivinícola Argentino

 

Sobre el Autor

Artículos Relacionados