domingo 22 septiembre, 2019

Evolución del precio de uvas en Argentina: 2013 – 2018

Evolución del precio de uvas en Argentina: 2013 – 2018

Con datos de la Bolsa de Comercio de Mendoza, en el Observatorio Vitivinícola Argentino desarrollamos este análisis para determinar la evolución del precio del kilogramo de uva en Mendoza desde 2013 a 2018. Datos útiles para la toma de decisiones de los agentes interesados.

Para explicar el comportamiento del precio de las uvas argentinas, en un primer paso fueron dolarizados los mismos tomando en cuenta el tipo de cambio promedio de cada año y para los años analizados donde existían múltiples precios para la divisa norteamericana en la economía argentina, se tomó el tipo de cambio paralelo o “blue”, provisto por el diario on-line Ámbito Financiero. Para obtener las series en términos reales se utilizó el índice de precios al consumidor de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

En lo que respecta al año 2018, dado que el peso se depreció fuertemente, fue necesario obtener un tipo de cambio acorde a los meses en el que se realizaron las operaciones. El 85% de las mismas fueron registradas entre los meses de julio y agosto, donde el tipo de cambio promedio resultante fue de 28,22. Precio que no resultó significativamente distinto al precio promedio de la divisa registrado para todo el año (28,10) por lo que, para no cambiar la metodología del análisis respecto de los estudios ya realizados, se concluyó usar el tipo de cambio promedio para dicho año.

Por otro lado, como las series fueron analizadas en dólares, era necesario tener en cuenta la inflación de esta moneda. Concluimos que al haber tenido la moneda norteamericana una inflación cercana a cero para todo el período, era beneficioso, para una mejor compresión del lector, continuar el análisis en términos nominales.

 Evolución del precio de la uva por color

En el período bajo análisis (2013-2018), los precios de los tres tipos de uva (tintas, blancas y rosadas) mostraron tendencias similares.

Así, para los años 2013 a 2015 tanto las uvas blancas, rosadas y tintas perdieron su valor en términos de dólares (-19%, -56% y -25%, respectivamente), en tanto que para los años 2016 y 2017 observamos una clara tendencia a la suba del precio (161% blancas, 281% las tintas y 242% las rosadas). En 2018 ambos precios cayeron: un 36% las blancas, 42% las uvas tintas y un 50% las rosadas; lo que se puede explicar por la fuerte devaluación del año. En todo el periodo, las variaciones fueron de 63% para las uvas tintas, un 36% las blancas, y las rosadas se mantuvieron constantes.

Si abrimos el análisis por variedad, podemos observar que el comportamiento es el mismo para los precios de las principales variedades cosechadas, tanto tintas, blancas y rosadas (caen entre 2013 y 2015, suben durante los años 2016 y 2017, volviendo a disminuir en el año 2018).

Uvas tintas

Cerca del 53% de la cosecha correspondió en 2018 a variedades de uvas tintas. Malbec es la uva más importante en términos de volumen, representando el 21% (dependiendo del año) de la cosecha total y el 33% de las uvas tintas. Su precio ha seguido la tendencia mencionada anteriormente (cayó ente 2013 – 2015 subió entre el 2016 – 2017, y volvió a disminuir en 2018). Mirado de punta a punta, el precio creció un 68% alcanzando los 0,74 U$S/kilo.

En orden de importancia por volumen cosechado, le siguen al Malbec las uvas Bonarda (10% de la cosecha total y 21% de las tintas), Syrah (5% de la cosecha total y 10% de las tintas) y Cabernet Sauvignon (5% de la cosecha total y 9% de las tintas). Los precios de todas ellas presentaron el mismo comportamiento, tal como se evidencia en el gráfico a continuación.

Uvas blancas

Pedro Giménez es la uva con más participación de las uvas blancas, presentando un 6% de la superficie total cosechada y un 35% del total de las uvas blancas. Su precio también fue consecuente con el comportamiento del precio promedio total y de uvas blancas, arrojando una variación del 0% en todo el período, donde su precio resultó ser de 0,17 dólares por kilo.

En orden de participación le sigue la uva Chardonnay, Torrontés Riojano, Chenin y Sauvignon Blanc, respectivamente, presentando participaciones que van desde el 19% hasta el 6% de la cosecha. Todas siguen el mismo patrón de comportamiento.

Uvas rosadas

Las uvas Criolla Grande y Cereza son las principales uvas en términos de cosecha del total de la uva y consecuentemente de las uvas rosadas. Presentan una participación del 14% y 12% del total de uvas cosechadas, y en términos de cosecha uva rosada se dividen el 46% y el 41% respectivamente. Ambos precios se comportaron como lo hizo el promedio total, dejando las variaciones en 0% para la criolla grande y en -6,25% la cereza, y en términos absolutos estos resultaron de 0,15 y 0,16 dólares el kilogramo.

La uva que le sigue a estas dos es el Moscatel Rosado con una participación del 8,09% del total de uvas rosadas y el 2,05% del total. Su precio también se mantuvo constante en todo el período, en 0,16 dólares por kilo.

Precio y cosecha

Uno de los determinantes del precio de la uva es la cantidad cosechada que es volcada al mercado por parte de los productores, si esta cantidad es abundante, pues el precio tenderá a caer, de lo contrario, tenderá a subir.

Según los gráficos presentados, resulta complejo observar si la escasez por parte de la cosecha impacta en el precio del vino, ya que, como los precios están publicados en dólares, no puede realizarse una apreciación certera acerca del comportamiento del valor y la cosecha dado que el mercado cambiario y monetario en el periodo analizado han presentado una alta inestabilidad.

Fuente: Observatorio Vitivinícola Argentino

 

Sobre el Autor

Artículos Relacionados