martes 23 abril, 2019

Expectativas por la vendimia chilena de 2019 que comenzó con baja

Expectativas por la vendimia chilena de 2019 que comenzó con baja

La cosecha 2019 en Chile hace prácticamente un mes que ya está en marcha y hay varios aspectos que influyen en el escenario productivo de este año. Se trata de una vendimia que comenzó adelantada, debido a las condiciones climáticas. En este sentido, se estima que la temporada tal como se presentó, con altas temperaturas y lugares donde se registraron escasas lluvias, va a influir en el resultado final.

Sobre esta situación, el ente Meteochile destacó que el año 2018 se suma al periodo seco de más larga duración en Chile central, “mejor conocido como ‘megasequía’, y se posiciona dentro de los 5 años más secos en los registros pluviométricos de la ciudad de Santiago”.

A esto se suma que en zonas del país como el área central hubo inconvenientes a la hora de implementar el riego por la baja disponibilidad del agua, y también el estado de algunas de las plantas, que tienen que hacer un esfuerzo extra para adaptarse a un clima cambiante que no les da respiro. Se habla además de que en algunas de las parras los problemas vienen desde años anteriores.

Si bien no hay datos oficiales, algunas informaciones ya indican que las primeras variedades blancas como el Chardonnay estarían mostrando bajadas de hasta el 20% en relación a una cosecha “normal”, pero que se estaría hablando de descensos mayores si se compara con la cosecha 2018.

Recordemos que la vendimia anterior fue de 1.289,8 millones de litros de vino, según la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

De mantenerse entonces la tendencia, Chile tendría que esperar una cosecha menor a la del 2018. Asimismo, hay que aguardar que los productores sigan avanzando para tener más certezas.

Otro tema tiene que ver con el precio de la uva. De mantenerse esta situación inicial en la que se espera una vendimia en baja, el precio tendería a subir mejorando las perspectivas iniciales, que no eran muy buenas.

El fenómeno de “El Niño” también es un factor que suma incertidumbre a esta campaña. En principio traería consecuencias que no serían extremas pero incrementaría las lluvias de este otoño. Resta entonces aguardar a ver cómo continúa el panorama y cómo se desarrollan todos los factores que influyen en la cosecha para poder arribar al resultado final.

Fuente:Por Paola Perticarari-La Semana Vitivinícola

Sobre el Autor

Artículos Relacionados