viernes 23 febrero, 2018

Brasil espera una vendimia 2018 de 600.000 toneladas (-20%)

Brasil espera una vendimia 2018 de 600.000 toneladas (-20%)

Brasil espera una vendimia 2018 de 600 millones de kilos, tras un año 2017 de récord en volumen, en el que llegó a los 753 millones de kilos de uva. Se estima que la vendimia 2018 en Brasil será menor (entorno a un 20% de merma), aunque se encontrará dentro del promedio histórico. Asimismo, el sector vitivinícola brasileño se encuentra optimista en relación a cómo se desenvolvió la recogida hasta el momento, debido al adecuado manejo, que sumado al clima, hicieron que se esté en presencia de uvas con altos niveles de azúcar y buena calidad, lo que devendrá en buenos espumosos, vinos y zumos y mostos de uva, según datos dados a conocer por el Instituto Brasileño del Vino (Ibravin).

Su presidente, Oscar Ló, destacó que el inicio de la vendimia se adelantó quince días y comenzó la segunda quincena de diciembre, ya que la fruta comenzó a brotar antes debido a que no se registró mucho frío en invierno. “La previsión de un 20% menos que el año pasado se debe a que no se registraron lluvias intensas, lo que propició un clima más seco que trajo aparejado una mejor sanidad”, mantiene.

Todos estos datos se refieren al estado de Río Grande do Sul, responsable de la práctica totalidad de la producción brasileña. Las primeras variedades que se recogieron fueron Bodrô, Niágara, Violeta, Concord, Pinot Noir y Chardonnay. Este mes de enero le toca el turno a la uva Merlot, Riesling itálico y Glera, mientras que en febrero y marzo será el momento de Cabernet Sauvignon y Franc, Tannat, Moscato Blanco, Isabel y Trebbiano.

Con respecto al clima el vicepresidente de Ibravin, Marcio Ferrari, indicó que en Sierra Gaúcha, zona de Río Grande do Sul responsable del 85% de la producción del país, se registraron lluvias a fines del año pasado pero en zonas puntuales, por lo que no se debería perjudicar el volumen total previsto. En relación a esto, agregó que se registraron pérdidas en función de caída de piedra, pero de forma general, la disminución de la cosecha se debe a la formación de racimos menores.

Desde Ibravin destacaron además que según el catastro vitivinícola, son 138 las variedades de uva cultivadas en la región de Río Grande do Sul, teniendo en cuenta tanto las viníferas, destinadas a la producción de vinos finos y espumantes, como las americanas e híbridas (con la que se elabora vino de mesa y zumos/mostos). Las principales zonas productoras son Sierra Gaúcha, Sierra de Sudeste, Campos de Cima y Campaña.

Recordemos que el año pasado se registró la mayor cosecha de la historia, con 753 millones de kilos de uva, mientras que en 2016 se registró un descenso del 57% frente al año anterior.

 

Fuente: La Semana Vitivinícola

 

Sobre el Autor

Artículos Relacionados